Galería Maria Cilena (Milán, Italia) 1997/99.
Curaduría: Chiara Guidi.
Fotografía: Gustavo Lowry.

Open studio, Duende Studios (Róterdam, Holanda) 2000.

Fotografía: Bob Goedewaagen.

Que será? / animalito
que en la boca se hizo?/ paciencia como
viejos amantes? / brazos
que pensaron su propio límite?


Juan Gelman

Por Chiara Guidi

La metáfora, y muchas veces también la alusión, es un instrumento con el cual los artistas formulan las indicaciones o las bases para su trabajo, – lecturas, especulaciones, evocaciones- Incidiendo en la estrecha costura que divide metáfora de paralelismo, -el paralelismo es aquél entre el mundo animal y el humano – Marcela Cabutti, científica, indaga esteticamente la vida y los comportamientos de los animales. Usando toda su, casi obstinada, intuición, releva todo el material fantástico y compone luego una poética fenomenología ya no de la imaginación, sino de la realidad. Así es como los murciélagos, que han habitado el imaginario del hombre, tanto como para llegar a ser una verdadera leyenda popular que, nidificándose en el transcurso del tiempo, se ha ramificado en las tradiciones orales, en la literatura, en la poesía , en la historieta , en el cine, en el tango. (1)  Animal de todos modos “misterioso” ligado a lo nocturno, mimetizado con el lado oscuro de la vida, al color negro, a su sueño – y a  su soñar  – cabeza abajo (2) hacia algo que no es conoscible y por lo tanto no racionalizable, el murciélago habita la oscuridad, lo irracional, y el ser arquetipo de sí mismo.(3) Abunda lo literario y lo mitologíco sobre este alado  mamífero , pero Marcela Cabutti, artista, representa antropológicamente, en sus vuelos nocturnos(4) y en los 35 (5)  retratos  reales de  resina de poliéster (6), su mundo, un mundo explorado, sondeado en sus formas de exisistir y de comunicarse. Como una verdadera etóloga, ha estudiado (7) su comportamiento, su biología, su psicología y su sociología,  descubriendo estrechas analogías y semejanzas con el hombre.
Y de la cultura de la night, ha evocado en los murciélagos aspectos del dark; y en la intensa vida nocturna que determina su existencia,  – en la cual no usan sus ojos sino una membrana que les hace de megáfono, un radar  con el cual envían signos y señales -, ha hallado un paralelismo con el mundo del arte.
Ondas ultrasónicas imposibles de no recibir y captar. Una comunicación específica y determinada entre la obra y su espectador, o entre quien emite y quien recibe: una verdadera metáfora del mensaje, y del lenguaje del  arte. – “Los mensajes son todos para ser captados” – Y el lenguaje, si están provistos de radar, es  imprescindible recibirlo.

Agradecimientos
Mirta Demare, Medici Foundation, Olanda
CRIED (Centro Ricerche Istituto Europeo di Design,
Milano, Italia
Fundación Antorchas, Argentina
Ing.Giuseppe Andreoni, Politecnico di Milano, Italia
Estudio 3D, Argentina
Marina Nova, Lidia Pezzoli, Julia Maquieira,
Hernán Rojas
Familia Cabutti.
Créditos fotográficos:
Bob Goedewaagen – Holanda

  1. Como en el tango de J. Canaro y F. Ochoa La Pipistrela. Pipistrelamente interpretado por Tita Merello, como, en sentido figurado una última ola del estilo liberty.
  2. Su sueño, y su soñar invertidos llevan seguramente a pensamientos y sugestiones peculiares, aún opuestas.
  3. Una especie de mito. Se puede comparar con el ensayo de Roger Caillois: La Mantis religiosa.
  4. Los vuelos, solitarios  y nocturnos se reconstruyeron en animales movimientos que se transforman esquemáticamente en simples trazos dados por su misma  articulación, representados en un video y en cinco cajas luminosas (“Pequeños cielos”).
  5. De las 1500 especies existentes.
  6. Son verdaderos retratos que se expresan en sus marcados rasgos somáticos, rasgos que revelan también su carácter (cfr. El hombre); y sus  expresiones ofrecen  sugerencias como: La astucia, la curiosidad, la ira , los celos y la avidez, etc.
  7. Una amplia bibliografía profundizó: desde Y. Coineau a B. Kresling; desde W. Nachtigall a R. Mc Neill Alexander: desde Leonardo da Vinci . a los dibujos de Haeckel.

Por M. C.

El proyecto consistió en pequeños retratos de diferentes tipos de murciélagos De las mil especies existentes, sólo tomo treinta.br> Dichos retratos son colocados en línea, sobre bases de madera de 0,08 x 0,08 x 0,09 m , pintadas de blanco. Las cabecitas son realizadas en masilla epoxi y resina de poliéster, de 0,10 x 0,08 x 0,15 m aproximadamente cada una.
Sobre el frente de la base, a manera  de placa identificatoria, se coloca papel milimetrado, con el dibujo de ondas ultrasónicas. Estas son emitidas por dichos animales durante el vuelo en la oscuridad,  sin utilizar los órganos de la visión . Sirven  para poder conocer su ubicación con respecto al espacio y a los demás seres de su entorno. Las ondas son emitidas a frecuencias diversas por la boca  o la nariz de animal , chocan con el obstáculo y son captadas nuevamente por las orejas del murciélago ; llevando   toda la información necesaria a cerca de la velocidad, distancia y tipo de ser que se halla próximo.
Los retratos son sólo  las cabezas de murciélagos con  sus adornos faciales que son los responsables de la modificación del sonido emitido, actuando a la manera de megáfonos. Los cabecitas  se colocan sobre sus bases a 1,30 m del nivel del suelo y con una iluminación  orientada  directamente sobre las piezas.
Una segunda pieza , es la proyección de la animación por computadora   del vuelo simple, solitario y nocturno del murciélago. Representado por un  modelo esquemático ,donde se muestra el desplazamiento de sus segmentos móviles y de sus articulaciones.
Durante el trabajo de animación, surgen  imágenes tomadas de la computadora donde se seleccionan sólo las coordenadas  de los puntos en el espacio que permiten dibujar geométricamente un murciélago. Organizadas en grupos de tres imágenes son colocadas en 5 cajas con tubos fluorescentes en su interior , evocando cielitos , galaxias o vuelos sobre ciudades.
Las ideas con las que trabajo surgen de la observación y comprensión  del comportamiento de los animales , insectos y plantas. Descubriendo sus mecanismos de vida, sus movimientos y sus estructuras formales.
Me interesa poner de manifiesto las analogías entre comportamiento humano y animal para intentar mostrar sus aspectos más sensibles.
En este caso la elección del murciélago se corresponde a la posibilidad de pensar en su esquema de percepción como metáfora de la comunicación   en el hecho artístico, (relación emisor-receptor) .