San Isidro, Buenos Aires, Argentina.
Fotografía: Carlos Furman.


Proyecto Escultura pública

La obra que propuse para esta concurrida rotonda de San isidro es un colibrí en vuelo succionando el néctar de las flores amarillas del espinillo.
La idea del colibrí corresponde a la creencia que cuando un colibrí aparece, son las almas de los seres queridos que vienen a visitarnos. Me interesa pensar esto a propósito de su ubicación frente al Cementerio. La propuesta intenta brindar una imagen con el deseo de transformarla en identidad y dar un nuevo nombre al barrio “Colibrí”.


Memoria conceptual

El trabajo consiste en la fusión de identidades ya instaladas entre la gente y reelaborar a partir de insignias locales como son: la bandera diseñada por Sergio Etulian en el año 2007 con motivo de los festejos por los 300 años de la creación de la capellanía que dio origen al Distrito y el escudo del Parque Natural Municipal Rivera Norte con su picaflor en vuelo.
El colibrí o picaflor es un ave muy abundante en el lugar especialmente la especie del colibrí garganta blanca (logo de la reserva).
Las flores de espinillo son una de los árboles autóctonos del lugar con flores muy perfumadas y en la bandera hay 6 flores que representan a cada una de las actuales localidades del Partido de San Isidro: Villa Adelina, Boulogne Sur Mer, Martinez Acassuso, San Isidro y Beccar. También sería el espinillo el árbol en cuya sombra, según la leyenda, don Domingo de Acassuso soñó con el “mismísimo San Isidro Labrador requiriéndole que levantase en ese mismo lugar una capilla”. Dando cumplimiento al mandato del santo, en 1706 funda la Capilla y Capellanía con la advocación de San Isidro Labrador, tomando la vecindad circundante el mismo nombre.


Taller

A %d blogueros les gusta esto: